¿Qué ocurre cuando el atractivo monetario de los NFTs no es suficiente? , estas son las estrategias secundarias de los medios

Este artículo es parte de una serie de 10 artículos de Digiday que explora el valor de los NFT (tokens no fungibles) y la tecnología blockchain (un libro mayor compartido e inmutable que registra transacciones, rastrea activos y genera confianza.) Explora la serie completa aquí.

El 11 de abril, Forbes hizo el pre-lanzamiento de su última colección de NFT, la Forbes Virtual NFT Billionaires, a sus suscriptores, como antesala de la lista mundial de multimillonarios de la revista que clasifica anualmente a las personas más ricas del mundo.

El lanzamiento parecía lógico desde el punto de vista de la franquicia editorial; la colección consta de 100 caricaturas de multimillonarios únicos que se clasifican según su valor neto(cuyo rendimiento real del mercado de valores fluctúa y se actualiza a diario). En teoría, los compradores del NFT podrían dar un valor adicional a sus activos digitales en función de la posición que ocupa cada uno de ellos, además de la sensación de conexión con las listas exclusivas de Forbes desde hace décadas.

La preventa inicial a los suscriptores de Forbes -que según datos la ‘Alliance for Audited Media‘ cuenta con número total de 506.000 suscripciones pagadas y verificadas hasta el 31 de diciembre de 2021- agotó los NFTs por 0,25 ETH cada uno , unos $765 dólares, en menos de un día, según el director de tecnología Vadim Supitskiy, obteniendo un total de 25 ETH, lo que traduce unos 77.000 dólares en ventas.

Ha pasado una semana y media desde el lanzamiento, y hasta ahora, el mercado secundario de reventa no ha sido tan robusto desde el punto de vista de las transacciones – 14 de los 100 NFTs han sido negociados de nuevo según el historial de actividad de la colección que aparece en FTX.US y su historial de transacciones en OpenSea – pero el costo medio de esos NFT revendidos era 6,9 veces superior al precio de venta original, un equivalente a 5.237 dólares o 1,71 ETH ( en el momento de la publicación). Dos de ellos se cotizan actualmente por 10.719 dólares (3,5 ETH) y 11.331 dólares (3,5 ETH) en el mercado de NFT de OpenSea.

Esto hace que el mercado secundario de la colección Forbes Virtual NFT Billionaire tenga un valor de 23,99 ETH , lo que supone más de 73.000 dólares (en el momento de la publicación), más o menos lo que se recaudó en el lanzamiento inicial. Forbes gana un 10% en regalías de las reventas, pero es difícil determinar cómo se compara el mercado de la reventa del editor en el mercado de NFTs mas amplio, porque simplemente no es lo que solía ser en 2021.

Aunque es demasiado pronto para decir que la burbuja de los NFT ha estallado, los datos muestran que hay una cierta desaceleración en el mercado. El precio medio de venta de un NFT el 20 de abril era de unos 1.700 dólares, según el observador de mercado de NonFungible.com. Esta cifra es inferior al máximo histórico de unos 6.900 dólares alcanzado el 2 de enero, según informó Bloomberg el mes pasado.

“Un canario -o quizá un cuervo o un avestruz gigante- en la mina de carbón fue el intento de reventa del primer tweett de Jack Dorsey. Habla directamente acerca del valor real allí”, dijo David Cohn, director senior de Alpha Group, la incubadora interna de tecnología y medios de comunicación de Advance Local, y cofundador de Subtext.

Ese primer tweet de Dorsey, cofundador de Twitter, fue comprado por el equivalente a 2,9 millones de dólares en marzo de 2021. Casi un año después, a principios de este mes, el propietario de ese NFT, el empresario Sina Estavi, lo lanzó a subasta por 48 millones de dólares. La oferta más alta para cuando expiró la subasta era de apenas 0,09 ETH , unos 277 dólares en ese momento, según Coindesk.

Pero las colecciones de NFT que han mantenido un fuerte rendimiento en el mercado de reventa son las que ofrecen una sensación de comunidad y exclusividad, además de potencial de inversión. Un ejemplo de ello es el Bored Ape Yacht Club, que en los siete días anteriores al viernes 22 de abril tuvo las 10 ventas de NFT más caras según NonFungible.com, con cada una venta promedio de casi 475.000 dólares por pieza.

Por su parte la revista Time ha replicado esta práctica creando su grupo TIMEPieces, conformado por unos 40.000 entusiastas de la Web3, 12.000 de los cuales han comprado un TIMEPiece NFT hasta la fecha, según su presidente Keith Grossman, quien informó que las ventas de NFT han generado más de 8 cifras de beneficios para la empresa.

La comunidad se creó de forma orgánica, según explicó Grossman, pero es recompensada regularmente con eventos comunitarios privados basados en Discord, oportunidades de ganar entradas a conferencias y seminarios semanales para conocer nuevos proyectos y hablar con el equipo de Time, y los artistas de los NFTs. Además, los titulares de NFTs pueden conectar sus cripto monederos a Time.com y suscribirse digitalmente a cambio.

Y aunque la compra de un NFT no es la única forma de unirse al grupo, el equipo descubrió que participar de él genera entusiasmo en torno a los lanzamientos y reventas de NFT, dijo Grossman.

Time gana ahora el 60% del dinero obtenido por las ventas de NFT en su mercado secundario, según declaró a Digiday el presidente digital de la compañía, Bharat Krish, quien no quiso dar cifras exactas.

“El editor es el curador de la comunidad, y el valor [de un NFT] no es su arte, sino su tono y su conexión emocional [con la comunidad], y el ángulo editorial que se intenta transmitir”, dijo Cohn.

Supitskiy admite que a Forbes aún le falta la parte de utilidad de sus proyectos de NFTs y que se concentra principalmente en crear proyectos de entretenimiento que impulsen la participación de la audiencia, en lugar de juegos de ingresos puros. La adición de utilidad a los NFTs, como la oferta de NFTs (tipo entradas a eventos o claves de acceso a productos de membresía), probablemente sea el camino a seguir para convertir la experimentación de NFT y blockchain en un negocio autónomo.

“La utilidad y el entretenimiento coincidirán”, dijo Supitskiy, y los NFTs se convertirán en entradas a eventos virtuales y metaversos, además de servir como llave de acceso para las membresías. Y en última instancia, al hacer esto, “se podrían difundir realmente las fronteras entre Web2 y Web3”, dijo.

https://digiday.com/?p=461165
Digiday Top Stories