Las marcas prueban cada vez más las herramientas de dimensionamiento y tallaje de ropa virtual

The lead image shows a robot with multiple arms holding up shopping bags.

Suscríbete al newsletter de Digiday en Español aquí para recibir las últimas noticias sobre el sector de marcas y la industria del marketing.

Esta historia fue reportada por primera vez en Modern Retail una publicación hermana de Digiday en Español

Las marcas de ropa en línea se están acercando cada vez más a las nuevas tecnologías de tallaje.

Este verano, Shopify añadió TrueFit a su conjunto de aplicaciones, permitiendo a los desarrolladores añadir la herramienta de tallaje a las páginas de detalles de los productos. TrueFit, que ya se utiliza en marcas como Lululemon y Gap, pide a los clientes que introduzcan datos como su altura, peso y talla preferido en otras marcas. A continuación, procesa esa información para determinar el mejor ajuste para el artículo que están comprando en ese momento.

Aunque las marcas de ropa llevan mucho tiempo jugando con formas de ayudar a los compradores en línea con el tallaje, la incorporación de una aplicación de Shopify indica cómo el espacio general está ganando fuerza. La tecnología de ajuste tuvo su momento durante la pandemia de los pedidos para quedarse en casa, ya que muchos compradores no podían probarse la ropa en persona. TrueFit dice que vio cómo un 40% más de consumidores la utilizaban de 2019 a 2020, y un aumento medio interanual del 20% desde entonces.

Otras marcas se están probando la ropa en persona o están encontrando más formas basadas en la realidad virtual para ayudar a los compradores a encontrar la talla adecuada. Algunas, como Express, tienen una barra indicadora que va de “talla pequeña” a “talla grande” basada en los comentarios de los clientes. Empresas personalizadas como la marca de jeans Unspun están ideando una tecnología de escaneado corporal. Warby Parker cuenta con una función de prueba virtual en su aplicación, mientras que Revolve ha experimentado con pruebas virtuales. Otras marcas, como la tienda de vestidos Azazie, ofrecen consejos detallados sobre las medidas, incluidos vídeos explicativos, para que el cliente pueda navegar mejor por una tabla de tallas.

TrueFit lanzó su tecnología en 2011. Desde entonces, dijo Heather Tellier, directora de marketing global, ha acumulado tantos datos de clientes y transacciones de marcas que puede calibrar el ajuste sin tener que examinar e introducir manualmente la ropa de esa marca. Esto permite que la tecnología esté disponible en una aplicación para las marcas más pequeñas.

“Creo que hay mucha necesidad por parte de estas marcas, saben que tienen que destacar de alguna manera desde el punto de vista de la experiencia del cliente”, dijo Tellier a Modern Retail. “Si pensamos realmente en el problema que resolvemos, las tablas de tallas son tan rudimentarias, tan estáticas. No varían de una categoría a otra”.

Resolver la cuestión del tallaje ha sido un problema para los minoristas en línea desde que los clientes empezaron a hacer pedidos por Internet. Pero en el pasado, las soluciones de tallaje virtual no han logrado adherirse, bien porque los compradores no querían subir fotos o compartir su información corporal, bien porque resultaba demasiado engorroso integrarlo para las pequeñas empresas de nueva creación. Pero eso está cambiando a medida que mejora la tecnología y evolucionan los hábitos de los compradores. En el caso de TrueFit, Tellier dijo que la marca no ha podido trabajar con marcas de nueva creación en el pasado porque su solución empresarial requería una cierta cantidad de ventas de datos históricos, pero ahora ese listón se ha superado.

Janine Sticher, analista de BTIG, dijo que la incorporación de herramientas como TrueFit a Shopify es un ejemplo de cómo el espacio está ganando fuerza como una forma de protegerse contra el “muestreo de tallas”. Es decir, cuando los clientes “utilizan su casa como probador” pidiendo varias tallas y devolviendo lo que no les sirve.

Además, Stitcher dijo que las marcas que ofrecen tecnología de ajuste pueden ver conversiones más altas porque los clientes cautelosos pueden sentirse más inclinados a hacer clic en “comprar” si saben que les quedará bien.

“Es una doble victoria”, dijo. “Impulsa mejores conversiones cuando la gente tiene confianza en lo que le quedará bien, y las marcas no tendrán que pagar por la logística inversa de tener una devolución”.

Además de las herramientas algorítmicas, otras marcas están experimentando con herramientas de realidad virtual para mostrar cómo queda un artículo o cómo queda un color en un determinado tono de piel. Las marcas también están añadiendo contenido fotográfico y de vídeo más realista para mostrar cómo queda un artículo, por ejemplo mostrando modelos de diferentes tallas.

“Las empresas están bloqueando y abordando más”, dijo Stitcher. “Están añadiendo más contenido generado por los usuarios. Los consumidores van a ser más propensos [a comprar] cuando puedan examinar las imágenes y decir: ‘Veo a alguien que se parece a mí, ese es mi tipo de cuerpo'”.

Mientras que herramientas como TrueFit ofrecen complementos, algunas marcas, como Levi’s, optan por crear internamente funciones de tallaje adaptadas a sus necesidades específicas.

Keily Hernández es la directora de marketing de Azazie, que vende ropa para ocasiones especiales y novias hecha a medida. En 2017, la marca introdujo una función que indica si el artículo queda pequeño o grande basándose en los datos de las reseñas. En dos años, las devoluciones cayeron un 50%.

Azazie también gestiona un programa de prueba de muestras en el que los clientes pueden pedir vestidos de diferentes tallas y estilos para probárselos en casa por entre 10 y 20 dólares cada uno. El pedido viene con una cinta métrica e instrucciones, para que la compradora pueda proporcionar sus medidas personalizadas si el tallaje estándar no le queda bien. Una página de tallas en su sitio web ofrece un vídeo explicativo para mostrar a las clientas cómo medirse.

“La ropa para ocasiones especiales y para novias es diferente del prêt-à-porter”, dijo, “siempre hay un componente de educación cuando se trata de eso”.

Pero el espacio está en constante evolución, y Azazie está experimentando con nuevas tecnologías. Hernández dijo que Azazie está trabajando en una herramienta de conserjería virtual para ayudar a los clientes con el tallaje mientras compran a través del sitio. También está trabajando en una función que pide a los compradores que suban una foto para ver cómo quedaría un color y un estilo.

“Estamos probando constantemente y buscamos la próxima gran función o socio tecnológico”, afirmó.

https://digiday.com/?p=516318

More in Español

La MLS expande junto a Messi su programación en Apple TV a la conquista de la audiencia hispana

Suscríbete al newsletter de Digiday en Español aquí para recibir las últimas noticias sobre el sector de marcas y la industria del marketing. Leo Messi está apunto de estrenar su primera temporada completa en la MLS, el capitán argentino, quien llegó a EE.UU. a mediados de 2023, le dio un giro 360 al Inter de Miami, […]

The header image features an illustration with a dollar bill that has the Snapchat logo in the center.

Por qué Snapchat presenta su plataforma como una alternativa a las redes sociales

Suscríbete al newsletter de Digiday en Español aquí para recibir las últimas noticias sobre el sector de marcas y la industria del marketing. La promesa inicial de las redes sociales era la conexión: utilizar estas diversas plataformas y mantenerse en contacto con los amigos y la familia pase lo que pase. Pero a medida que […]

Por qué la participación de Disney de $1.500 millones de dólares en Epic Games tiene implicaciones que van mucho más allá de los videojuegos

Suscríbete al newsletter de Digiday en Español aquí para recibir las últimas noticias sobre el sector de marcas y la industria del marketing. La participación de $1.500 millones de dólares de Disney en Epic Games no es sólo una jugada para crear videojuegos. Es el primer paso de Disney hacia un futuro negocio mediático potencialmente […]