El CEO de L’Oreal en EE.UU. es “optimista en materia de belleza” a pesar del temor de recesión

En medio de los rumores de una inminente recesión en Estados Unidos, el CEO de L’Oréal USA, David Greenberg, dijo que la belleza sigue siendo una categoría fuerte para el crecimiento.  

Durante una entrevista con Glossy con motivo de la inauguración de la sede de L’Oréal en Los Ángeles, Greenberg habló de las perspectivas de la belleza mientras continúa el debate sobre una posible recesión en el país. Además, dio su punto de vista sobre los efectos, derivados de la pandemia, en la industria de la belleza, como la ‘Gran Renuncia’, los retos en la cadena de suministro y las interrupciones en los canales de venta. 

“Diría que somos optimistas natos, y somos bastante optimistas en cuanto a la belleza”, dijo. “¿Podría haber una recesión? Supongo que sí. ¿Afectará a la belleza de la misma manera que a otras categorías? No lo creo”. 

Mientras la economía estadounidense registra un segundo trimestre de crecimiento negativo y algunos legisladores expresan su alarma por los efectos de los incrementos de los tipos de interés de la Reserva Federal en la economía, las opiniones entre expertos empresariales y economistas están divididas: Algunos dicen que la recesión ya está aquí o es inminente, mientras que el banco suizo UBS predice un “60%” de probabilidad de que suceda, otros dicen que es “poco probable”.

Sin embargo, el gasto en artículos de belleza sigue siendo fuerte. Las ventas del Grupo L’Oréal en el mercado estadounidense, en todas sus marcas, crecieron un 10,7% durante el primer semestre de 2022, según el informe financiero del primer semestre de la compañía, publicado el 28 de julio.  

“(El negocio) de la belleza siempre ha sido muy resistente”, dijo Greenberg, quien también destacó el hecho de que EE.UU. adicionó 528,000 empleos en Julio, reduciendo la tasa de desempleo al 3,5%. Señalando que la desaceleración de la inflación y el descenso en los precios de la gasolina son también buenas señales. 

“Somos una empresa muy ágil, a pesar de nuestro tamaño, así que reaccionamos a las cosas. Pero por ahora, pisamos el acelerador y somos muy optimistas”, dijo.  

Mientras los informes presentan consumidores recortando gastos debido a la inflación, Greenberg dijo que los problemas de exceso de inventario a los que se enfrentan minoristas como Walmart y Target no son tan dramáticos en la categoría de belleza. Las tiendas “adquirieron demasiado inventario de productos no perecederos (incluidos muebles, electrodomésticos, herramientas, electrónicos, joyas y artículos deportivos.)” en categorías “que la gente compraba durante el COVID”. Con los productos de belleza, la situación es “todo lo contrario”, dijo. “No creo que vayamos a ver más promociones”, en cuestión de belleza. “Si buscas muebles para el patio, probablemente estén de oferta. Pero no los productos de belleza”. 

Los problemas de la cadena de suministro causados por la pandemia también han disminuido, y señaló que “la mayoría de las dificultades han quedado atrás”.  

En el momento álgido de la desaceleración de la cadena de suministro, “hicimos constantes ajustes”, dijo Greenberg.

“Aprovechamos nuestras plantas de manufactura para apoyar líneas de productos que no estaban fabricando, antes [de la crisis en la cadena de suministro]. Estábamos fabricando productos en Europa para traerlos a EE.UU., algo que no habíamos hecho antes”, dijo. Añadiendo que, en algunos casos, las marcas reformularon sus productos para responder a la escasez de materias primas.  

Para los canales de venta en tiendas, el aumento pandémico del comercio electrónico no ha generado cambios permanentes en línea.  

“La venta en establecimientos físicos sigue siendo dominante”, dijo Greenberg. Al mismo tiempo, señaló que la empresa ha “invertido enormemente para tener la infraestructura adecuada para apoyar los deseos de los consumidores de comprar en línea, ya sea que compren en los sitios web de nuestra propia marca, compren un sitio web como Amazon o compren en un punto-com minorista. Somos agnósticos en cuanto a dónde ocurre, y sólo queremos que la experiencia del consumidor sea la mejor posible”. 

Dado que el crecimiento del empleo en EE.UU. sigue siendo solido, aseguró que la estrategia de la empresa para retener talento es “una propuesta de valor que sea atractiva para la gente, lo que significa una cultura de la que las personas quieran formar parte”. Esto implica “conectar con la gente del trabajo”, así como ofrecer “salarios y beneficios competitivos”, oportunidades de formación y “un entorno laboral llamativo y atractivo”.  

“En L’Oréal, nunca tuvimos la Gran Renuncia”, refiriéndose al fenómeno que se conoce en inglés como Great Resignation.  

En cuanto al panorama general de la belleza, “en tiempos como estos, los consumidores van a ser cada vez más exigentes”, dijo. “Tenemos que ser más relevantes y más deseables que nunca. Tenemos que ser absolutamente descubribles dondequiera que esté el comprador, y tenemos que trabajar mucho más para tener la propuesta de valor adecuada para el cliente.” 

https://digiday.com/?p=466420
Digiday Top Stories