Cómo se replantean las marcas y tiendas minoristas las políticas de cuidado infantil para retener a sus empleados  

daycare gif

Suscríbete al newsletter de Digiday en Español aquí para recibir las últimas noticias sobre el sector de marcas y la industria del marketing.

Melissa Wirt lanzó su marca de ropa de maternidad Latched Mama desde la mesa de su comedor en el año 2014. Desde entonces, la empresa ha crecido hasta tener más de 50 empleados, quienes colaboran en la gestión del negocio de comercio electrónico y a moderar una comunidad privada de 15.500 miembros en Facebook desde un espacio de oficina con una bodega de almacenamiento en Virginia. 

En la oficina también se encuentran los bebés de las empleadas acomodados junto a los escritorios de sus madres. Los empleados de Latched Mama pueden llevar a sus hijos a la oficina en cualquier momento hasta los 18 meses de edad, y también se permiten niños mayores. 

“A veces, si alguien tiene que hacer algo que requiera concentración, otra persona llevará a su bebé a dar un paseo o algo parecido”, dijo Wirt. “Realmente le está devolviendo a la comunidad la maternidad, así como resolviendo el problema de cuidado infantil para muchas madres”. 

Las clausuras por la pandemia y el cierre de escuelas dejaron al descubierto los problemas de cuidado de los niños a los que se enfrentan los padres que trabajan. Mientras que cerca de 25 millones de personas perdieron sus empleos al comienzo de la pandemia de Covid-19, El Banco de la Reserva Federal de Saint Louis informó que cerca del 16% de aquellos que terminaron abandonando la fuerza laboral por completo tienen hijos menores de 12 años. El éxodo de padres continuó durante la llamada ‘Gran Renuncia’ de 2021, cuando casi el 48% de los estadounidense dijeron que el cuidado de los niños era una razón principal o secundaria por la que renunciaron voluntariamente a sus trabajos, según el Centro de Investigación Pew

A pesar de estos cambios en el trabajo, los empleados tienen menos probabilidades de obtener planes de compensación que incluyan prestaciones familiares en comparación con prestaciones sanitarias, especialmente en el sector de ventas. Alrededor del 70% de las personas tienen acceso a la atención médica a través de su empresa, mientras que cerca del 50% tiene acceso a algún tipo de prestación familiar, pero esa cifra se reduce a menos del 40% en el caso de los trabajadores del sector minorista, según un estudio de Gartner. 

Sin embargo, existen señales de cambio, ya que algunas empresas están encontrando nuevas formas de apoyar a sus colaboradores con hijos, ya sea a través de nuevas subvenciones para el cuidado de los niños o de políticas favorables para la familia. En Latched Mama, el apoyo a los padres va más allá de la política de traer a tu hijo al trabajo: a medida que la empresa ha crecido, Wirt ha instaurado políticas como 100 días de permiso parental, servicios gratuitos de doula, (asistente profesional para el trabajo de parto) , y asesores de lactancia en planta. 

Las políticas siguen una sencilla premisa, dijo Wirt, garantizar que las personas puedan ser padres, y empleados. 

“Lo más importante es que quiero que todos los que trabajan aquí puedan presentarse completamente a la empresa sin importar lo que parezcan”, dijo Wirt. “No hay una norma escrita que diga que no puedes traer a tu hijo de secundaria al trabajo para que puedas trabajar en la oficina o sentarte en un ordenador, si eso es lo que necesitas como madre ese día. Y nadie se aprovecha de ello, y todos hacemos nuestro trabajo, es viable”. 

La competencia por beneficios 

Tony Guadagni, analista de Gartner especializado en compensaciones y prestaciones, señala que las investigaciones recientes indican que las “prestaciones familiares” -que abarcan políticas como el cuidado de los hijos y el permiso parental- son menos comunes que las prestaciones médicas. Y son especialmente menos frecuentes en el caso de los recursos humanos por hora o de los trabajadores del sector ventas, ya que alrededor del 6% del personal del sector minorista tiene acceso a prestaciones de subsidio para el cuidado de los hijos. 

“Existe una fuerte correlación entre los tipos de empleo más profesionales y los auxilios familiares”, dijo . “Eso coincide con la mayoría de las prestaciones también”. 

Pero el panorama está cambiando mientras “la competencia de los beneficios se intensifica”, señaló Guadagni. Dado que los problemas de retención y contratación de empleados siguen afectando a las empresas, ofrecer un paquete de beneficios que incluya algo como una subvención para el cuidado de los niños puede endulzar el contrato. 

La investigación de Gartner indica que los empleados por hora con acceso a prestaciones familiares tienen nueve puntos porcentuales más de probabilidades de quedarse que los que no lo tienen, aseguró Guadagni. 

“Aunque sabemos que tiene un alto impacto, actualmente no se aprovecha necesariamente como se esperaría”, dijo Guadagni. “Si quieres seguir compitiendo por el talento clave, esto puede ser un verdadero punto de diferenciación”. 

Por su parte, Wirt, de Latched Mama, quiere que más empresas adopten este tipo de políticas para ayudar a compensar el costo del cuidado de los niños, que según el canal CNBC es más de $10,000 dólares al año , siendo unos $16,000 para los bebés. Y en un país sin leyes nacionales sobre permisos pagados, políticas de lactancia o protección para el cuidado de los niños, Wirt dijo que la forma en la que quieren gestionar el bienestar de sus empleados depende de los empresarios mismos. 

“Como propietario de un negocio, tienes un 100% de responsabilidad con tus clientes y con tu marca”, dijo. “Pero tienes más responsabilidad con el bienestar de los individuos que empleas, y lo que es mejor para ellos y sus familias”. 

Una nueva necesidad 

Jessica Chang es la directora general de WeeCare, un mercado de proveedores de servicios de guardería que se puso en marcha en 2017 y cuyo objetivo es conectar a las familias con proveedores locales de servicios de cuidado infantil. WeeCare también ofrece apoyo operativo a unos 60.000 proveedores en todo el país. Pero desde finales de 2020, la compañía también comenzó a ofrecer un servicio B2B, una transacción comercial entre empresas, para proporcionar asistencia a los empleados, quienes reciben acceso al mercado de posibilidades y a un equipo de atención para encontrar un proveedor o un cuidado alternativo. Algunas empresas también pueden decidir ofrecerlo como subsidio, según explicó Chang. 

La parte B2B de la operación se puso en marcha en 2020 y, desde entonces, WeeCare ha contratado a más de 100 clientes, entre ellos grandes marcas como JCPenney, Wendy’s y Delta Faucet. Las empresas participantes abarcan desde pequeños negocios locales en zonas suburbanas o rurales, hasta corporaciones nacionales con cientos de locales en todo el país. Pero a menudo se trata de empresas que tienen empleados por horas, dijo Chang, o que no podrían ofrecer guarderías en sus sedes debido a que tienen varios locales o empleados con largos desplazamientos.

“Nos hemos centrado específicamente en las familias que tienen más dificultades”, dijo. “Por lo general, eso significa que están conduciendo desde una zona rural o suburbana a una ciudad, y no pueden conseguir una guardería”. 

JCPenney empezó a trabajar con WeeCare en agosto para prestar servicios a unos 50.000 empleados de todo el país, incluidos los de tiempo completo y parcial en más de 650 tiendas, oficinas corporativas e instalaciones de la cadena de suministro. 

Andre Joyner, Director de Recursos Humanos de JCPenney, dijo en un comunicado, que la marca se asoció con WeeCare para “facilitar a nuestros dedicados colaboradores de JCPenney la búsqueda de los cuidados que necesitan para su familia, permitiéndoles una mayor flexibilidad, ahorro y apoyo.” 

Chang prevé que la demanda de proveedores de servicios de guardería beneficiados y subvencionados va a continuar hasta 2022, ya que las empresas buscan competir por el talento. Dice que las órdenes de aislamiento de Covid-19 sirvieron de llamado de atención, cuando el cuidado de los niños se hizo más difícil de conseguir pero los trabajadores esenciales todavía tenían que presentarse a trabajar. 

“Para los empresarios, era algo que estaba bien tener”, dijo. “Pero cuando todo eso se denigró, de repente los empresarios vieron el beneficio real de tener guarderías. Algo que era agradable tener se convirtió en una necesidad”. 

https://digiday.com/?p=466425

More in Español

TikTok

TikTok presiona a las marcas a publicar fotos en lugar de vídeos

Suscríbete al newsletter de Digiday en Español aquí para recibir las últimas noticias sobre el sector de marcas y la industria del marketing. Esta historia fue reportada por primera vez en Modern Retail una publicación hermana de Digiday en Español. TikTok está avanzando para convertirse en una plataforma fotográfica de pleno derecho, y las marcas le siguen […]

Rixo inicia su expansión en EE.UU. con una nueva página web y una tienda en SoHo

Suscríbete al newsletter de Digiday en Español aquí para recibir las últimas noticias sobre el sector de marcas y la industria del marketing. Esta historia fue reportada por primera vez en Glossy, una publicación hermana de Digiday en Español. La marca de moda Rixo, de nueve años de antigüedad, amplía su presencia mundial con la apertura […]

Amazon y Apple son las marcas favoritas de niños y adolescentes en Estados Unidos según encuesta

Suscríbete al newsletter de Digiday en Español aquí para recibir las últimas noticias sobre el sector de marcas y la industria del marketing. La empresa martech Kids Corp entregó los resultados de su estudio Top Brands U18 2024, una encuesta realizada entre 21.100 niños y adolescentes entre los 3 y 18 años junto a sus […]