Cómo el triunfo de la igualdad salarial en el fútbol femenino de EE.UU. está dejando a otras industrias atrás

El acuerdo histórico que hará que las jugadoras de fútbol femenino y masculino de EE.UU. compartan el dinero del premio de sus Copas del Mundo por igual, se considera un trampolín en el camino hacia la igualdad salarial en otras industrias mas allá del deporte.

El conflicto por la compensación equitativa se ha desatado durante años en los tribunales y en las mesas de negociación. Hasta la fecha, ha existido una gran brecha entre los premios en dólares de la Copa del Mundo ganados por jugadoras femeninos y sus colegas masculinos. Por ejemplo, los 24 equipos de la Copa Mundial Femenina de 2019 en Francia, jugaron por una parte de un premio acumulado de $30 millones, los 32 equipos masculinos que competirán en Qatar este noviembre se repartirán $450 millones. Esa realidad a partir de ahora cambiará.

Según el nuevo acuerdo, las selecciones nacionales de mujeres y hombres compartirán las ganancias de las Copas Mundiales de 2022 y 2023 por igual. Entonces, el premio de $60 millones para la Copa Mundial Femenina en Australia en 2023 se agregará al acumulado de $450 millones, y así se dividirá en partes iguales entre los dos equipos.

Bajo el nuevo sistema, más justo, la liga de fútbol estadounidense distribuirá millones de dólares adicionales a través de un cálculo complicado de bonos de partido, además de premios en efectivo acumulados, y nuevos acuerdos de reparto de ingresos.

“Creo que este logro tendrá una influencia positiva mucho más allá de la industria del deporte”, dijo Niurka Vidal, miembro de la Asociación de Oficiales de Fútbol de la Ciudad de Nueva York quien fungió como árbitro de las federaciones de fútbol de Estados Unidos y Venezuela.

“Las deportistas profesionales de otros deportes como el boxeo y el baloncesto, e incluso las mujeres que trabajan en otras industrias no relacionadas con el deporte, pero donde predomina el género masculino… se sentirán bastante animadas a buscar la equidad no solo en los salarios, sino también en otros aspectos, como más oportunidades laborales y más apoyo del gobierno y la industria privada”, señaló Vidal a WorkLife.

Aún así, la ganancia inesperada de la Copa Mundial contrasta con lo que se paga a las mujeres en otras industrias. Este año las trabajadoras ganan 82 centavos por cada dólar que le pagan a los hombres al comparar todas las profesiones, según revelan los datos de la empresa de software Payscale. Para las mujeres de color, la brecha es aún mayor, las mujeres afroamericanas ganan 75 centavos por cada dólar que cobra un anglosajón.

Según los datos de Payscale, el 66% de los empleadores planean mejorar la equidad salarial este año, pero menos de una de cada cuatro empresas asegura estar abordando activamente sus brechas salariales.

Manuel Sosa, miembro de la junta directiva de la Asociación de Árbitros de Fútbol de Nueva York y exárbitro de la FIFA en su país natal, República Dominicana, espera que el acuerdo de fútbol sirva de ejemplo para otras industrias. “Mostrará el camino, no solo en el deporte sino en otros campos profesionales, asegurando que la manera de conseguir algo es la unidad”, dijo a WorkLife.

Becky Sauerbrunn, jugadora y presidenta sindical de la Selección Nacional Femenina de EE.UU. (USWNT), quien es una de las cinco atletas que firmaron la querella original por discriminación en 2016, abordó el avance en el anuncio oficial del acuerdo de la Federación de Fútbol de EE. UU., el pasado 18 de mayo.

“Los logros que hemos podido conseguir se deben tanto a la sólida base establecida por las generaciones de jugadores de la WNT que precedieron al equipo actual, como a la reciente colaboración de nuestro sindicato con nuestros homólogos en la USNSTPA (la Asociación Nacional de Jugadores de la Selección Masculina de Fútbol) y el liderazgo en US Soccer”. dijo Sauerbrunn. 

“Esperamos que este acuerdo y sus logros históricos no solo proporcionen igualdad salarial sino también mejoren el entorno de entrenamiento y juego para las jugadoras de la Selección Nacional, ademas que sirva de base para el crecimiento continuo del fútbol femenino tanto en los Estados Unidos como en el extranjero. ”

En otra noticia relacionada con el género femenino en el deporte, las mujeres podrán ser árbitros de algunos partidos en la próxima Copa del Mundo masculina. Por primera vez en la historia, la FIFA ha elegido a 6 mujeres, tres árbitros y tres asistentes, para que formen parte de su nómina de 129 oficiales en las competiciones masculinas.

La antigua árbitro Niurka Vidal dijo que la decisión demoró en llegar “la FIFA había tardado mucho en permitir que las mujeres participaran en un Mundial de fútbol masculino, ya que están perfectamente calificadas para ejercer ese rol”.

Vidal advirtió que la batalla por la igualdad no ha terminado. “El machismo sigue siendo una realidad en el mundo del deporte, y las mujeres han estado luchando por sus derechos durante muchos años”, dijo añadiendo que “este es un trabajo que no se puede hacer en un día. Requiere de mucho tiempo, esfuerzo y convicción. Pero también, mucho coraje, porque no es fácil ser pionera en un deporte dominado por hombres. Sin embargo, siempre hay mujeres valientes que se atreven a dar el primer paso y animar a otras”.

La profesional del deporte concluyó: “Creo que cada mujer debe aportar su granito de arena para seguir logrando la igualdad y el respeto que nos merecemos en la industria del deporte, sin importar el tiempo que tome. Tarde o temprano, cosecharemos el fruto de nuestros esfuerzos. Y siempre, a pesar de las dificultades, tenemos mucha gente que nos admira y nos apoya. Entonces, no tengamos miedo de establecer el tono”.

https://digiday.com/?p=458668
Digiday Top Stories